Arrepentirse nunca, hacerse cargo jamás

Implotado por Ruizist! el 23.04.11 @ 10:07 | 4 comentarios
Temas recurrentes: Cromañón y después | Keywords: , , , , , , , , , , ,

Finalmente se conoció el veredicto en segunda instancia respecto a la responsabilidad de Chabán, Callej*ros y demás actores involucrados en el incendio de República Cromañón que se produjo el 30.12.04. Desde este espacio hemos seguido de cerca el tema desde su inicio, pese a un largo silencio autoimpuesto para no caer en la inútil repetición de opiniones establecidas e inamovibles sobre cada particular del caso.

Pero todo pareció volver a empezar al ver todas esas caras conocidas en el momento de la lectura de este segundo fallo (click derecho para descargar). Y varias cosas se nos hacen costumbre, entre ellas:

1) lo resuelto no deja contento a nadie, especialmente a los familiares de las víctimas;
2) los jueces toman decisiones francamente extrañas, incluso para los legos en materia judicial como quien esto escribe; y
3) desde la banda siguen sin hacerse cargo de nada, y subidos a caballo de una indignación que ya no parece impostada: es *miedo* hecho y derecho ante la posibilidad concreta de pasar unos buenos años tras las rejas.

Para desmalezar un poco la avalancha de información (muchas veces mezclada con opinión, como es costumbre en el periodismo argentino) que trajo aparejada esta nueva resolución de la Justicia respecto a lo sucedido en Cromañón, hay que aclarar que son varias cosas las que han cambiado.

– Se condenó a *toda* la banda más el escenógrafo, sin distinciones, no sólo a Argañaraz (manager), Chabán y Villarreal. El resto de los condenados son funcionarios públicos.

– La carátula cambió de “estrago doloso” (es decir, con intención) a “incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho activo”. Es decir, se los condena por el incendio y también por la suposición de que coimearon a inspectores, policía, bomberos y etcétera para poder tocar en el lugar sin mayores controles.

– Para intentar explicar los dos puntos anteriores: al eliminar el factor intencional bajan las penas (de 18 años a 11, o incluso menos según afirman algunas de las partes interesadas), pero a cambio de sumar más responsables.

– Por último, quizás lo más increíble de todo: la Cámara de Casación Penal condenó pero no fijó las penas; para esa tarea volvió a remitir la causa al Tribunal Oral en lo Criminal 24, es decir, a primera instancia. También se baraja la posibilidad de recurrir a otro tribunal, algo lógico, porque el TOC 24 fijó otras penas y utilizó otros criterios para hacerlo en su momento (en resumen: vio otro partido). Esto implica que los condenados —todos con penas no excarcelables, valga la aclaración— siguen en libertad aún con sentencia firme.

Establecido el nuevo panorama que se abre tras este fallo en Casación, hay que hablar de la repercusión que tuvo dentro del seno de la banda, que en rigor ya no existe como tal. Hay una sola excepción al silenzio stampa que por ahora se autoimpusieron tanto Chabán como los condenados por el lado de Callej*ros. Esa excepción se llama Maximiliano Djerfy, que por estas horas anda en sumisión voluntaria a todo medio que busque su testimonio, y repite su mantra de “antes de ir preso, me mato”.

Aunque el discurso de Djerfy sea igual de militantemente ignorante, inconsciente y provocador que el de sus excompañeros, hay que hacer una salvedad al respecto. Esto es meramente una opinión personal, pero a diferencia de lo que sucedía al escuchar a otros músicos de Callej*ros, Djerfy no suena cínico. Sus palabras chocan, pero no por la impotencia que provoca la mentira, sino por su carga de honestidad tan incorrecta como brutal. El exguitarrista de la banda —que ya en 2008 se fue del grupo por diferencias insalvables y es una voz disonante desde entonces— no parece estar coacheado por sus abogados, ni apegado a un discurso seguro y conveniente. Más bien parece escupir el miedo de quien se sabe atrapado sin salida, como cuando se refiere temerariamente a los familiares de las víctimas en estos términos: “Si van todos los días a romper las pelotas a Tribunales, algo le van a dar; pero yo no maté a sus hijos: en cambio, quizás uno de sus hijos mató a mi sobrino”.

Sin embargo, como decimos esto, también debemos decir que Djerfy se equivoca al seguir sin hacerse cargo de nada, ni un poquito. Pasaron siete años y la culpa sigue siendo de la corrupción, de Ibarra, del Estado, de cualquiera. No importa de quien sea, mientras no sea mía. Esto que originalmente fue una estrategia judicial efectiva, con el hecho consumado de una condena que difícilmente se modifique se convirtió en un grito desesperado.

En el colmo del ridículo, Djerfy afirma algo así como: “no tengo nada contra Ibarra, pero le tocó a él. Si esto hubiera pasado ahora, la culpa sería de Macri“. Bueno, con esa misma lógica podríamos decir que Cromañón les “pasó” a ustedes, no a otra banda ni a otras personas. Y los que deben pagar son ustedes, no *siempre* los demás.

¿Será tan difícil darse cuenta? Ahora parece que se los van a hacer entender por las malas.

4 comentarios »

Suscripción a RSS para los comentarios de este post. URI para trackbacks

  1. A ver, teniendo en cuenta que hubo 194 muertes (número oficial), la postura de la banda de mostrarse como ajena a las bengalas que ellos mismos hacían entrar, seguir tocando y vendiendo discos a precios exorbitantes, lucrando con los seguidores pre y post Cromagnon, sin tener nunca un mínimo de consideración hacia los padres, cuando ellos también perdieron familiares (Djerfy habla de 5 de sus seres queridos), el primer impulso que uno tiene es que Callejeros viva el resto de sus días en una cárcel. El primer impulso, pero siempre hay que ajustarse a Derecho; aclaro que esto es fácil decirlo porque no perdí a ningún ser querido en Cromagnon.
    En su momento pagó Ibarra (un político inoperante pero que no tenía nada que ver en este asunto), pagó Chabán, los inspectores brillaron por su aunsencia en el fallo y la banda se retiró triunfante del tribunal en el 2009.
    ¿Son culpables de las muertes? Si llevás bengalas a un lugar cerrado, sabiendo que ese lugar no está en condiciones, y albergás màs gente de lo permitido, sabés perfectamente que algo malo puede pasar, o sea, parece y es dolo eventual(cuando el sujeto conoce el resultado y lo incluye como tal en su voluntad realizadora). No creo que sea aplicable hablar de culpa, en el sentido de la negligencia, en este caso.

    Comentó Mauro el 23.04.11 a las 11:21 am — #permalink

  2. Algo más de la banda, pero respecto a su actitud: cada día más pelotudos.

    Comentó Mauro el 23.04.11 a las 11:23 am — #permalink

  3. Coincido en todo con Mauro (sobre todo en lo del dolo eventual) y con vos: si no es Dolo Eventual, al menos es “culpa con representación” (que le pega en el palo)

    Y lo de estos pelotudos de mostrarse como víctimas, dan ganas de cagarlos a trompadas: entiendo que perdiste familiares, pero ¿quien hacía entrar las bengalas? ¿Chabán o ustedes?

    Con el tema de Cromañon estos con las bolas llenas. Y lo de querer mantener cortada la calle ya es el colmo: con ese criterio, cerremos Libertador a la altura de la ESMA, no sé

    Comentó Dark Tide el 23.04.11 a las 7:54 pm — #permalink

  4. no creo que ibarra que no tenga nada que ver, es responsable, por lo menos de los funcionarios, ya cayó en su momento la responsable del area, pero en politica todos tienen el capo mafia y no creo que ibarra sea un mafioso pero si es un corrupto, además rajó con la ayuda de su partido y de la oposicion.

    Comentó furgoner el 26.04.11 a las 10:46 am — #permalink

Dejar un comentario

Tags permitidos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Copyleft Mut@ntes 2002/2019 — CMS: Wordpress 4.7.1 — Theme: Pool 1.0.7 (hacked) — RSS de entradas y comentariosSnap
Plugins: Audio Player, Akismet, Brian's Latest Comments, Clean archives reloaded, Force Word Wrapping, W3TC y WP-Contact Form