De Almafuerte al happening Iorio

Implotado por Ruizist! el 31.12.12 @ 18:08 | 5 comentarios
Temas recurrentes: Ricardescas | Keywords: , , , , , , , , ,

Devuelvan el almanaque (?)

Ahora el Richar’ es tan famoso que por las dudas avisamos: además de salir en la tele, también tiene una banda y de vez en cuando toca (?). Almafuerte hizo la clásica fecha de fin de año en Capital y allí estuvimos para ver, escuchar y escribir con algo de delay, como para cerrar este escuálido 2012 con un ápice más de dignidad.

Cuando uno se vuelve viejo, llega a los recitales con puntualidad y lo mismo espera por parte de organizadores y/o músicos. Esto en el rock raramente pasa, y esta vez no fue la excepción. Pero así como me quejo, afirmo lo siguiente: rock, lo que se dice rock, era Hermética en la Federación de Box, que se anunciaba a las 23 y empezaba a las 3 de la matina, dándote tiempo suficiente para escabiar, fisurar, dormir la mona y despertarte 15 minutitos antes para ver todo bien pila. O al menos eso dicen (?).

La llegada a la zona del Estadio Malvinas Argentinas se produjo sin mayores inconvenientes, aunque difícilmente piensen lo mismo quienes debieron oblarles 40 pesitos a los pendejos de la barra de AAAJ que hacían las veces de oportunos trapitos. La escena era la de siempre: heavies departiendo y bajándose numerosos tubos de cerveza, un aroma cannábico de bajísima intensidad, muchas familias con hijos, algunos veteranos de mil shows de Obras y/o Bomberos de Solano y mucha tranquilidad. Algo de razón debe tener el Richar’ cuando pinta a los metaleros como uno de los mejores públicos que se consiguen en plaza.

A medida que nos fuimos acercando a la entrada, era evidente que la cosa se trataba cada vez más del fenómeno Iorio, no tanto de Almafuerte. El tono estaba marcado por la abundancia de remeras que apenas contenían la cara o algunas frases del patriarca del heavy (el primer premio se lo lleva una negra sin otra inscripción que un ruidoso “Vayansen [sic] todos a la concha de su madre”), volantes para promocionar bizarras iniciativas de Facebook como estas y algunos renovados cánticos del público. A los esperables “Iorio es lo más grande del heavy nacional” y “El que no grita Almafuerte para qué carajo vino” se le sumó un espontáneo “Beeeeeeto Casella” que despertó sorpresa y carcajadas por partes iguales.

No es descabellado suponer que debe haber bastante público que está comenzando a acercarse al asunto a partir del desembarco de Iorio en el mundo televisivo. Extremando un poco esta lógica, para los recién llegados seguramente la música no es lo esencial. ¿Es justo esto para la banda, especialmente para el superlativo Tano Marciello? Probablemente no. ¿Es deseable? Ni. Los tiempos cambian. Y si no que lo digan los y las heavies que estaban más preocupados por sus respectivos celulares que por el devenir del show. El propio Iorio se hizo un espacio entre tema y tema para agredecerle a Casella “por la mano que me ha dado”, algo que seguramente se traduce en una mayor venta de entradas, merchandising y sidras de souvenir (?). Habrá que dejar que fluya, nomás. El tiempo pondrá las cosas en su lugar.

Hablemos brevemente del show para no sumarmos a la lógica de los fans catódicos (?) y digamos que la banda sonó bien y fuerte, aunque algo desprolija. El Tano Marciello se llevó las palmas como siempre, con un especial destaque promediando el show en su set individual, esta vez exclusivamente acústico. Posiblemente lo mejor de la noche haya sido la versión de “Para todos mis compañeros”, un lujo al que algunos pifies aislados no le restaron ni un poquito de disfrute. Beto Ceriotti justificó el sueldo y lo de Bin Valencia navegó entre lo confuso y lo aceptable. Por último, Iorio tuvo una buena noche: cantó correctamente, la rompió con su sobria (?) remera naranja que rezaba “Las cosas se aprenden de pibe”, no pisó la banquina entre tema y tema (no alcanzamos a escuchar ninguna ricardesca nueva, sí la repetición de varias gemas de su repertorio) y no padeció lagunas mentales con sus propias letras… con el auxilio, en ciertos momentos críticos, de varios ayudamemoria tamaño XXL que eran oportunamente colocados a la derecha de su micrófono.

Quizás la lista de temas haya sido algo cuesta arriba para quienes no están familiarizados con el último disco: nueve de los once temas de “Trillando la fina” (solo faltaron “Glifosateando” y “Mamuil Mapu”) tuvieron su correlato en vivo. A tomar nota de otros de los clásicos que matizaron la velada: “Sentir indiano”, “El visitante”, “Allá en Tilcara”, “Toro y pampa”, “El pibe tigre”, “Almafuerte”, “Triunfo” y “A vos amigo”. También hubo sorpresas lindas como “Presa fácil”, “Con rumbo al abra” y “Debes saberlo”, malas como “La máquina de picar carne” (pésima elección para iniciar un show) y batacazos totales como “Encuentro”, un tema solista de Marciello al que Iorio prestó su voz de buena gana.

Fue una hora con cuarenta y cinco minutos de happening ioresco musicalizado por Almafuerte. ¿Exagerado? Probablemente sí, y un poquito amarillo también. Pero si no armamos un poco de kilombo desde acá, ¿qué nos queda? No vale decir disfrazarse de coliflor, eh (?). Buen año per tutti, esperemos leernos menos salteado en 2013.

5 comentarios »

Suscripción a RSS para los comentarios de este post. URI para trackbacks

  1. Gran crónica. Al parecer la posta (?) es el hardcore, ayer como 12 bandas en el Sudamerica Hardcore Fest 2 y terminó puntualmente 22:55. Todavía estoy en shock (?).

    Si los fans de Almafuerte no intentaron pudrirla y entrar gratis, Malón se quedó con la porción más cabeza del público de la H.

    Comentó Fernando_S el 31.12.12 a las 7:40 pm — #permalink

  2. Que masa que haya tocado “Sentir Indiano” y “Con rumbra al abra”.
    Este año quizas retorne a ver al Richard. Lo voy a marcar en mi lista de “Objetivos 2013″(?)
    (Salú y buen año)

    Comentó Doctor Piorrea el 01.01.13 a las 7:51 pm — #permalink

  3. A comparación del último show en el Malvinas Argentinas (la presentación del último disco, que no me gustó) este show fue muy bueno. Lo de los celulares es algo muy triste: el que va a platea es vigilante y puto, eso está claro, por lo tanto, que filme todo lo que quiera; ahora bien, si pagaste campo y después te filmas todo con el celular, tenés menos metal que Ari Paluchi.

    Comentó Mauro el 01.01.13 a las 9:17 pm — #permalink

  4. Buena Ruiza la crónica, exacto relato de lo sentido esa noche. Agreguemos al tema de la vejez el dolor de cintura que provoca la escoleosis al estar mucho tiempo parado, la espalda pide a gritos puntualidad en los shows!. Y el escabio en Hermética les aclaro muchachos que era la aberración de Licor Mariposa (lo mas barato que se conseguia en el negocio de Castro Barros y Rivadavia). Quien se haya puesto en pedo con Licor sabrá de lo que hablo.
    Incrible las pibitas con look metalero, tatuajes y un Galaxy Tab para filmar al richard…
    Un buen cierre de año sin dudas. Feliz 2013!

    Comentó Amilmac el 02.01.13 a las 11:07 am — #permalink

  5. Muy buena crónica. Aguante el Richar’ y el Tano!

    Acá cerca de mis pagos a “Sierra de la Ventana” lo van a renombrar como “Sierra de Iorio” (?) jejeje. Desde que el Richar’ se vino a las inmensidades es tierra heavy a morir.

    Un abrazo grande querido (?)

    Comentó Linuxito el 02.01.13 a las 12:55 pm — #permalink

Dejar un comentario

Tags permitidos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Copyleft Mut@ntes 2002/2019 — CMS: Wordpress 4.7.1 — Theme: Pool 1.0.7 (hacked) — RSS de entradas y comentariosSnap
Plugins: Audio Player, Akismet, Brian's Latest Comments, Clean archives reloaded, Force Word Wrapping, W3TC y WP-Contact Form