Impresiones sobre el muro, desde lejos

Implotado por Ruizist! el 24.03.12 @ 11:04 | 6 comentarios
Temas recurrentes: Musiquero | Keywords: , , , , , , , , , ,

Ahora que la fiebre Water$ es pasado, ya no corremos riesgo de escupirle el asado con spoilers a ningún esforzado fan que juntó pesito por pesito o reventó la tarjeta para no quedarse sin su cachito de pared. Por eso, es momento de una reflexión sobre esta combinación de rock, industria cultural y estertor consumista que arrasó la ciudad en marzo.

Arranquemos por lo feo (?), es decir, por la parte monetaria. El precio de las entradas de los shows internacionales es un tema candente últimamente, y esta vez no fue la excepción. Más bien todo lo contrario. No se batieron nuevos récords, pero la fragmentación del campo VIP en varios niveles, desde dos mil pesos hasta lo que dé, y con entradas carísimas para ubicaciones no tan favorecidas (¿les suena mil pesos, service charge incluido?), hace que la luz de alarma siga prendida. Alguien se la está llevando de más. Alguien vive cagándose olímpicamente en nuestro bolsillo. Alguien quiere convertir a la Primera A del rock en una experiencia exclusivamente ABC1… y lo está logrando. Alguien está comprando vaselina al por mayor y, lo que es más grave, muchos están poniendo el culo con el mayor de los gustos.

Para que este post no parezca una obra maestra del llanto, una aclaración de rigor: nadie quiere perderse el show, que vale esas dos lucas y más también. El problema es que un sueldo promedio (y en la capital del paí­s, el distrito más rico), luego de los descuentos de rigor, es de apenas cuatro mil pesos. A quien esta relación directa entre cifras no le haga un poco de ruido, le cabrá la de RRA: a vos no te va tan mal, gordito (?).

Por otra parte, es difícil entender esta repentina generación espontánea de fans de Pink Floyd suficiente para llenar 9 estadios de River, aún con la capacidad limitada por las sillas. ¿De dónde salió esta fiebre por The Wall? ¿Dónde estaba toda esta gente en 2007 para la apoteósica presentación de Waters que incluyó The dark side of the moon completo, con tiempo para un setlist introductorio y bises? Uno no puede más que suponer que en los asientos más caros abundaron los niños ricos que tienen tristeza (?), que bien pueden pasarse por The Wall como ir a ver una instalación de Marta Minují­n, la Fórmula 1, una final de polo o algún evento similar, con la sola condición de que sea caro y exclusivo. En fin (?).

La otra parte, la parte linda, es el show propiamente dicho. Roger Waters y su The wall. Porque se trata de una obra exclusivamente suya: la backing band en su momento fue Pink Floyd y hoy son los músicos de esta gira. Es un detalle secundario. The wall, decíamos, obra cumbre del género (¿la cultura?) rock, relato en primera persona sobre la locura y la alienación, alegato antibelicista y todo lo que ya sabemos. Lo que nos plazca agregar sobre este paradigma de álbum conceptual no será exagerado. Lo que aporta la revisitada y aggiornada obra de Waters al alicaído panorama del rock actual es justamente eso: concepto, contenido. Lo destacado del imponente show que llegó hasta acá es que utiliza la tecnologí­a con un propósito claro, como sostén estructural del relato, no como mero espejito de colores 2.0 para que flasheen los que se tomaron una pepa en los asientos caros.

Después vendrán las quejas de rigor, que las hay. Que los tres mangrullos (el típico de sonido y dos laterales desde donde partían las proyecciones, si no me equivoco) dificultaban la visión si uno no había sacado una ubicación de medio pelo para arriba. Que algunas de las proyecciones eran en “diferido”, por decirlo de alguna manera. Es decir, que la imagen en la pantalla era una misma grabación repetida en todos los shows, más allá de lo que sucedía en el vivo. Por eso, podía verse a Waters cantando en la pantalla mientras en el escenario se fumaba un faso o pedía el saldo del cajero (?). Evitable, pero nada grave.

Por último, la polémica del mes (?) es si Waters cantó o hizo playback. Desde aquí, creemos en una respuesta intermedia: el amigo hizo lo suyo sobre una pista de voz que le reforzaba los cantos (?) en las partes más complicadas. Esto no podía ser sorpresa, ya que exactamente lo mismo había sucedido en su presentación de 2007, pero bien vale la mención.

En una época donde los macrorrelatos brillan por su ausencia, cuando viene un tipo y te cuenta una historia —por repetida que sea— que mantiene tu atención durante dos horas sin escatimar ningún recurso a su alcance y lo hace de manera brillante, no queda más que sacarse el sombrero. Cualquier otra consideración monetaria empalidece al lado de esta realidad artística imperecedera. Así que Roger, ya sabés: si nuestro humilde aporte crematístico (?) en volumen de entradas colabora para que fletes a tu compañera de isla, no dudes en pegarte una vuelta por las pampas de nuevo (?).

6 comentarios »

Suscripción a RSS para los comentarios de este post. URI para trackbacks

  1. jajaja en el link que pasás sobre la isla, se lo ve a Roger arriba y a Bodou abajo, sorprendentemente parecidos!

    muy buena la crónica, por cierto.

    Comentó Jose el 24.03.12 a las 2:49 pm — #permalink

  2. exelente mirada sobre este show for export,tuve la suerte de verlo y coincido totalmente con la cronica esta,abrazo y sigan asi muchachos¿?

    Comentó nicolas el 25.03.12 a las 3:16 pm — #permalink

  3. Ruiz, lo suyo es como siempre, impecable y certero.

    Justo vi una nota que habla de lo mismo, y tira un poco de numeros al asunto..

    http://www.conexionbrando.com/1459049-el-escenario-de-los-millones

    Un abrazo

    Comentó Luke el 26.03.12 a las 12:01 pm — #permalink

  4. Perdon, olvide avisar que se pongan la mascara anti careta para entrar al sitio ese que linkee.

    Comentó Luke el 26.03.12 a las 12:02 pm — #permalink

  5. Por eso, podía verse a Waters cantando en la pantalla mientras en el escenario se fumaba un faso o pedía el saldo del cajero (?). una de las varias partes donde exploté.

    EXCELENTE post

    Comentó Fernando_S el 26.03.12 a las 11:01 pm — #permalink

  6. Fui y la verdad tu critica es de las mejores que lei. Leo hace años el brog pero nunca, no se x si es por pelotudo o pajero, nunca te comente. No dejes de escribir… no te voy a mentir q le haces un bien a todo el mundo, pero por lo menos a este salame q lee todos tus posts.
    Abrazo

    Comentó Hernán el 01.05.12 a las 11:45 pm — #permalink

Dejar un comentario

Tags permitidos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Copyleft Mut@ntes 2002/2014 — CMS: Wordpress 3.9 — Theme: Pool 1.0.7 (hacked) — RSS de entradas y comentariosSnap
Plugins: Audio Player, Akismet, Brian's Latest Comments, Clean archives reloaded, Force Word Wrapping, W3TC y WP-Contact Form