Grandes curros del rock, vol. 3

Implotado por Ruizist! el 06.07.11 @ 16:50 | 1 comentario
Temas recurrentes: Musiquero | Keywords: , , , , , , , , , , ,

Luego de un largo descanso por razones de fuerza menor (?), seguimos enumerando intentos de estafa con los que algunos rockeros quisieron engatusarnos en un momento de debilidad. Entre la producción original y la inestimable ayuda de quienes dejaron su aporte en los comentarios de la primera y la segunda parte de este dossier delictivo (?), la lista parece lejos de llegar a su fin. Es que cuando son para fines oscuros, las ideas nunca se agotan: cualquier cosa es mejor que trabajar. Quien tenga alguna duda, que siga leyendo…

11) Salir de gira con bandas locales
Si la onda es abaratar costos, en vez de llevar músicos, equipos y entourage en avión para un showcito en las colonias, conviene venir solo para hacerse una linda diferencia. El abanderado de esta tendencia es Paul Di Anno, punk confeso que, veintipico de años después de su salida de Iron Maiden, sigue haciendo covers de su exbanda para ganarse el sustento. Este incorregible ladro no tuvo empacho alguno en salir de gira por Argentina y países limítrofes con músicos de Jeriko y otras bandas locales. Tampoco en armar fechas en Monte Grande, Glew o cualquier otra localidad del conurbano bonaerense, por más minúscula que fuese: lo importante era tirar unos meses más sin laburar. Lamentamos informar que su afán timador (?) no termina ahí, y hace poco paso un tiempo tras las rejas en su país natal por estafar al estado británico y cobrar una pensión por una incapacidad que no padece. Todo bien, Paul, pero aflojá que ya se dieron cuenta todos…

12) Convocar a shows bajo amenaza de separación u otras
Ante el miedo al fracaso o la oportunidad de levantar unos mangos más, y siguiendo la lógica extorsiva de los medios de comunicación, el rock recurre a ultimátums para juntar un poco más de gente. “Ultimo show del año“, “último show antes de la gira europea” (durante la cual uno se termina cruzando, como me pasó a mí, con el cantante de la banda que en teoría estaba recorriendo el Viejo Mundo haciendo las compras en un Coto de Juan B. Justo (?), por ejemplo), o los más dramáticos “gira despedida” o “show despedida” pretenden funcionar como anzuelo para que la gente salga corriendo a conseguir su entrada. Obviamente, después tocan y no pasa nada: la vida sigue. Para más datos, ver qué tan definitivo fue “El último concierto” de Soda Stereo, allá por 1998.

13) Participar de autotributos (gracias Fitusi por el aporte)
Variante de la participación en tributos para terceros. Uno se imagina al manager de algún rockero en decadencia con arengas onda “¡hay que dejar de laburar para afuera y empezar a facturar, viejo!“. La fórmula es congelar el momento de mayor éxito de una banda o solista y reunir algunos músicos más o menos competentes para acompañar a alguna cara conocida. Uno de los últimos casos se dio con Joe Lynn Turner, quien se juntó con Jürgen Blackmore, hijo de Ritchie (!), para pergeñar un engendro llamado Over the Rainbow, con el que está girando por Europa y otros lares. MTV se equivocó: entre Blackmore con un gorro de duende tocando música del renacimiento en un castillo y su hijo nazi (?) de gira con JLT, y el fronterizo babeante de Ozzy con su prole, ¿cuál tiene más pasta de reality? Y de paso…

14) Protagonizar reality shows
De a poquito vamos llegando a lo más bajo de la condición humana. Con mentalidad típicamente yankee, las estrellas de rock piensan en sí mismas más como marcas que como artistas. Luego de que el morbo de ver a Ozzy ir detrás de los dólares (y de la falda de la patrona) para exhibir todo su patetismo en The Osbournes probara ser un éxito mundial, la cruza entre realities y rockeros no se detuvo. Es que lamentablemente, parece gozar de muy buena salud. Anotemos: Gene Simmons, que obviamente no se la iba a perder, sacando dinero de las piedras con Family jewels. Steven Tyler como jurado de American idol. Brett Michaels buscando su media naranja en Rock of love. El fallido SuperGroup de VH1 y su no menos malograda banda Damnocracy (es decir Scott Ian, Jason Bonham, Sebastian Bach, Evan Seinfeld y Ted Nugent). El exPoison CC De Ville participando en el bizarrísimo The surreal life… La lista parece no acabarse nunca, y eso que quedaron varios afuera.

15) Hacer discos, shows o giras enteras con orquestas sinfónicas
OK, ponele que el “Concerto for Group and Orchestra” de Deep Purple haya sido revolucionario para la época. Ponele que en los 70s, en pleno auge del rock sinfónico, la cosa estuviera justificada. Hasta estoy dispuesto a aceptar que “S&M” de Metallica fue una búsqueda interesante, con resultados discutibles. ¿Pero “Once episodios sinfónicos“? ¿Scorpions con la Filarmónica de Berlín? ¿Y Purple repitiéndose hasta el hartazgo con el doble “Live at the Royal Albert Hall” en 2000, y actualmente con la gira “The songs that built rock“, sinfónica incluida? ¿No será mucho?

1 comentario »

Suscripción a RSS para los comentarios de este post. URI para trackbacks

  1. Para mi Deep Purple y Sabbath pueden hacer hasta covers de Maná (?) que va a estar todo bien, son lo que inventaron esta cosa hermosa llamada Metal.

    No seas malo Ruiz y tirá el nombre del que te encontraste en el super, nos dejas con la vena ahora

    Comentó Tío Lemmy el 06.08.11 a las 1:01 am — #permalink

Dejar un comentario

Tags permitidos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Copyleft Mut@ntes 2002/2019 — CMS: Wordpress 4.7.1 — Theme: Pool 1.0.7 (hacked) — RSS de entradas y comentariosSnap
Plugins: Audio Player, Akismet, Brian's Latest Comments, Clean archives reloaded, Force Word Wrapping, W3TC y WP-Contact Form