Bloggers listos para usar

Implotado por Ruizist! el 03.10.08 @ 16:31 | 4 comentarios
Temas recurrentes: Blogueriles, Medios |

A propósito del concurso conjunto entre Página/12 y Pepsi (y probablemente papá Pop Art, que debe estar supervisando todo desde las sombras), asistimos a una reconversión de los bloggers en mano de obra barata, remota, flexibilizada… y seguramente feliz y contenta.

La gracia es escribir crónicas de los distintos días del Pepsi Music para su publicación en el Suplemento No que, códigos mediante (?), paga la nota como colaboración. Además, tres de los nueve ganadores serán acreditados para todos los shows de Pop Art hasta fin de año. (¡Ratas! ¿Qué les costaba pelar nueve acreditaciones? Y ojo que faltan como dos meses hasta fin de año, no vaya a ser…)

Hasta acá todo muy lindo… aunque no puedo dejar de señalar el rol funcional al que algunos bloggers se someten sin pensar dos veces en la cooptación desembozada que se hace de ellos desde los medios.

Veamos. ¿Qué tienen en común los blogs y los medios tradicionales? Varias cosas, es innegable, y seguramente algunas más desde que las redacciones de los diarios hegemónicos decidieron virar hacia modelos online. Pero no todas, ni tampoco creo que sea la idea.

La gracia de las plataformas CMS readymade es la instantaneidad, la ausencia de edición y filtro… y también la falta de consistencia y la paja que hace que un porcentaje altísimo de blogs se abandonen a los pocos meses.

Sucede que, de un tiempo a esta parte, cada vez más los bloggers (algunos bloggers) dejan de pensar a sus blogs como espacio o tribuna para decir todo lo que no puede decirse en los medios (que es *muchísimo*) y los convierten en un trampolín para llegar a ellos e insertarse en su lógica. Para eso, nada mejor que reproducirla, a modo de práctica, (como una suerte de “autopasantía”, por supuesto no rentada), en esos cuadernos de anotaciones online gentileza de Blogger/Google.

Más allá de que alguna que otra crónica de las enviadas para el Pepsi es valiosa y está muy bien escrita (recomiendo especialmente “El rock como alegoría“), se hace evidente una autorregulación del estilo para adaptarlo a los medios masivos, y el uso de ciertas gramáticas y recursos familiares (el más evidente es el famoso “remate” de la nota) como contraseña de ingreso instantáneo a ellos.

No pretendo descalificar a quienes eligen este camino como posible (aunque escasamente probable, sépanlo desde ahora) salida laboral, pero no me deja de hacer ruido que un sector de bloggers aventajados, por las competencias culturales y tecnológicas que evidentemente manejan, aunque también obedientes, adiestrados y ansiosos de pertenecer, borre la diferenciación entre blogs y medios masivos por una colaboración y una promesa (bastante difusa) de acreditaciones.

No nos engañemos: esta diferencia, además de ser necesaria y saludable, es insoslayable porque existe de hecho. Se la puede ver en cada blog donde los lobbies, las operaciones de prensa, las omisiones que dicen más que lo impreso, los “anclajes” con doble sentido y tantas otras agachadas que los medios supieron conseguir brillan por su ausencia.

Porque pese a los ingentes esfuerzos de la maquinaria mediática, que fagocita todo con una lógica capitalista impecable por lo acrítica, lo interesante del asunto sigue estando en los márgenes. Y, es sabido, lo marginal no es un producto que se venda todas las mañanas.

4 comentarios »

Suscripción a RSS para los comentarios de este post. URI para trackbacks

  1. Es cierto me llamó la atención cuando lo ví, porque me sonaba a algo mas Clarín/TN que a Página, pero bueno, no nos olvidemos a quien pertenece Página en realidad…

    Es cierto lo de los diarios online, incluso los que hasta se atreven a tomar el formato blog. Por eso, sea cual sea el resultado, disfruté muchísimo la impotencia de la dupla Tenembaum/Zlotowiagzda cuando se encontraron con gente de verdad, capaz de hacer sus propios razonamientos y refutar lo que consideren erróneo, y no los robotitos que llaman a la radio y escriben cartas a los diarios buscando la aprobación de los periodistas.
    Yo se que aunque sea por un día, se sintieron desconcertados.

    Volviendo al tema, un negocio redondo. Abaratar muchísimo los costos recurriendo no sólo al narcisismo de internet, el narcisismo del blogger, flogger o como se les diga ahora, sino al engaño.
    El engaño de hacerle creer a la gente que participa. El engaño del diario que hace creer a sus lectores que les importa lo que piensen y opinen.
    Y el engaño de hacerle creer a la gente que forma parte. Que participaron en la elaboración de una noticia (actividad que algunos consideran sacrosanta).

    Ahora esos bloggers trabajarán casi gratis para un medio de prensa, y van a pensar que pueden aportar, que formaron parte de algo, y que su opinión puede volver a ser tenida en cuenta algún dia…

    Comentó Teodorico el 03.10.08 a las 10:54 pm — #permalink

  2. Enorme este post, buenísimo de verdad.

    Qué se yo… Quizás es un concepto erróneo, pero pienso que el que tiene un blog lo tiene porque, en el fondo, quiere ser escuchado, por motivos que serán propios de cada blogger. El salto a los medios puede ser una forma fácil y rápida de lograr el objetivo, y para el fin, vale cualquier medio, como bien decís vos.

    Un abrazo.

    Comentó gonza_averna el 04.10.08 a las 12:30 am — #permalink

  3. Gracias por los elogios, son un poco desmedidos así que para no ser menos gracias totales (?).

    Obvio que todos los que tenemos un blog queremos que nos lean (por ese lado va también el slogan del concurso, que dice algo así como “¿harto de que al final de tus posts se lea siempre un ‘cero comments?'”), pero tampoco a cualquier precio.

    Los blogs, como los medios masivos, o las películas, cierran el círculo con el que los consume, no tendría sentido hacerlos sin que los viera nadie. Pero de ahí a adaptarlo para dárselo masticado al que lo consume hay un trecho bastante largo que no todos estamos dispuestos a recorrer.

    Lo que marca Teodorico en el primer comment es la vieja diferenciación entre acceso y participación, aunque en este caso disiento. Un ejemplo de mero acceso puede ser una carta de lectores; ya si te publican una nota, aunque no sea en un espacio privilegiado, estás más cerca de la participación. Con sus condiciones y reglas, por supuesto, pero en un lugar de más peso.

    Comentó Ruizist! el 04.10.08 a las 5:56 am — #permalink

  4. Este concurso representa lo mismo que una agencia de empleos representa para una empresa. Pero con la salvedad de que es más barato!
    Es decir, ocupan una vacante durante 9 días (y casi gratis!) y cuando termina el periodo de “actividad laboral” se desprenden de uno y sin pagar ni un sólo centavo.

    Comentó Lisandro el 07.10.08 a las 7:27 am — #permalink

Dejar un comentario

Tags permitidos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Copyleft Mut@ntes 2002/2020 — CMS: Wordpress 4.7.1 — Theme: Pool 1.0.7 (hacked) — RSS de entradas y comentariosSnap
Plugins: Audio Player, Akismet, Brian's Latest Comments, Clean archives reloaded, Force Word Wrapping, W3TC y WP-Contact Form